lunes, febrero 06, 2006

Acerca del amor

Pensando en la pregunta de Mensajera 28 y en los planteamientos de Angelita

Ciertamente creo que el diálogo corporal es uno de los más ricos. Conduce a un conocimiento tal que la trascripción a otro lenguaje es muy complicada. Sin embargo, quiero correr el riesgo:

"Una palabra es parte de su cuerpo. Y todos los poemas que no se pueden escribir ahora son caricias para su piel. Todas las tensiones ahora son entrega entre dos cuerpos que ante la imposibilidad de decirse lo que sienten, han optado por que el sudor sea su lenguaje.

"Hay una necesidad tan grande de comunicación absoluta, que no pueden ser dos entes separados para esta charla... Es necesario que estén contenidos el uno en el otro para que lo inexpresable sea percibido por el otro.

"Y cada vez hay una ansiedad mayor, y un deseo de integración mayor. Y una eliminación de barreras que aparentaban ser inexpugnables hace que la comunicación fluya de manera clara. Casi telepática.

"Entonces esta conversación se vuelve un contrapunteo con argumentos irrefutables de lado y lado que sólo puede tener fin en una unión absoluta, y en la consecución de un significado conjunto.

"Es así como esta charla tiene su punto máximo en un monólogo conjunto de los que antes eran dos entes" (Y del que algunos, no podemos escapar por más lejos que esté nuestro otrora interlocutor. Cuando se ha dialogado así, esa comunicación no se rompe nunca del todo...)

1 Comments:

Anonymous leodegundia said...

Aquí tengo que darte la razón.
Un abrazo

6:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home