viernes, enero 06, 2006

Regresando de Chía

Manual personal de como abstraerse de la realidad

Noche de Domingo, conduce un familiar que parece disfrutar de violar todas las convenciones de tránsito y de desafiar las normas. Somos bastantes, y voy en el maletero de la camioneta charlando con dos de mis primas...

A los lados, las lámparas fugaces de la Autopista Norte, que van quedándose atrás mientras devoramos metros de manera frenética.

Atrás, vamos cantando "Al final de este viaje" y otras piezas de Silvio Rodríguez, tratando de mantener el tono a pesar de los saltos causados por los deficientes amortiguadores del carro.

El tiempo se distorsiona. El trayecto desde Chía a Bogotá es extraño para mí. Me olvido del espacio. Me olvido del lunes. Sólo hay espacio para bromas y canciones.

Chía significa Luna, en un dialecto indígena... De alguna manera se puede pensar que volver de allá para mi es como volver de la luna...

3 Comments:

Anonymous leodegundia said...

Pues bonito viaje a esa luna especial.
Un abrazo

8:07 a. m.  
Blogger Gemuina said...

Umm, escuchando Silvio Rodriguez, tiene unas canciones muy buenas pero son todas muy trsites o melancólicas, al menos esa es mi impresión.
Un abrazo

11:37 a. m.  
Blogger eduardo waghorn said...

Raulillo:
Tu zona debe ser hermosa, repleta de interesantes y absorbentes parajes y bella gente.
Toco todos los temas de Silvio, si alguna vez nos reunimos, los cantamos juntos.
Te perdiste un asado blogger de miedo...

12:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home