viernes, marzo 31, 2006

Fijación verbal

Existo porque puedo contarlo

Hay algo predominante en mi vida: El lenguaje.

Lo que más me gusta hacer en la vida es conversar, y después de eso, leer y escribir. Es decir: Vivo porque lo puedo contar, cantar, narrar...

Termino de entender los hechos cuando los pongo en mis palabras, por más que los haya visto o vivido antes. Analizo mientras redacto, con mayor claridad que cuando solamente pienso. Es decir, solo logro aprehender un concepto cuando lo verbalizo.

En las conversaciones internas, las de la mente, a pesar de entender y adelantar muchas ideas, normalmente me confundo y me vuelvo difuso. Cuando escribo hablo, todo me es más claro.

Es una fijación verbal. Entiendo mejor lo que escucho que lo que veo. Prefiero párrafos a diagramas. Capto mejor los versos que los gráficos y las fotos (por más que los disfrute)

La dimensión artística del lenguaje es otra cosa que me apasiona. Al igual que un pintor me agrada cuando genera imágenes imposibles en el mundo circundante (es decir, insuplantables por una fotografía), me gusta cuando el lenguaje expresa conceptos o ideas difícilmente asimilables en la realidad cotidiana.

Esa es mi pasión. El lenguaje en sus distintas dimensiones.

2 Comments:

Blogger Leodegundia said...

:-)))) No es necesario que lo jures, se nota que el lenguaje es esencial para tí.
Un abrazo

1:28 a. m.  
Anonymous jmacz said...

No pude evitar acordarme de Fiti: "El conocimiento tiene que pasar por la mano".

6:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home