viernes, noviembre 18, 2005

Medellín

El balcón de la casa de mis tías sobre la Avenida Carabobo, es el sitio más simbólico de mi estadía en Medellín, en el año 1989.

Tenía 8 años y fue necesario que nos fuéramos de Pasto (mi ciudad natal) por un tiempo. La actividad de nuestro querido Volcán Galeras, fue determinante para partir un año de nuestra casa, hacia Medellín, la tierra de mamá.

Medellín me resultó inmensa comparada con Pasto. Me gustaba salir al balcón, a observar flujo de carros de todos los estilos, tamaños y colores que iluminaba a la Avenida Carabobo. (El ruido, en un principio, me resultaba infernal. pero luego me hacía falta para dormir)

La imponente Iglesia de Jesús Nazareno se veía algo disminuida desde el balcón de casa (Una iglesia se ve muy diferente de atrás). Pero eso la hacía más cercana, más familiar. Más humilde. (Años después la fotografié desde allí, pues viéndola de frente me parece otra iglesia)

A lo lejos, se veía el inmenso edificio Coltejer, símbolo del departamento de Antioquia. Hoy, ya no se ve. Un enorme edificio, obstruye la maravillosa vista de aquellos tiempos.

Lo que más recuerdo de Medellín, es a una de mis primas, con sus 14 años de rebelde existencia ¡Tan vital! ¡Tan irreverente! ¡Tan enamorada! ¡Tan irresponsable! ¡Tan Ella!

Creo que todos los chicos que trabajaban en esa cuadra estaban enamorados de ella... y aunque suene increíble ella estaba enamorada de todos... ¡Que capacidad para enamorarse tenía ella en esos tiempos!

Así es Medellín. Una eterna enamorada...

1 Comments:

Anonymous leodegundia said...

Como siempre, haces una descripción de un lugar enfocándola desde un punto diferente que siempre resulta entrañable.
Un abrazo

9:26 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home